shutterstock_166980452Pues resulta que en 2012 me convertí oficialmente en autora independiente al publicar mi libro de cuentos infantiles en inglés. Al parecer yo era una persona demasiado inocente (aún lo sigo siendo, aunque crea que no), y pensaba que todo el mundo era igual de honesto que yo. Pues no. Desde esa fecha y hasta hace cuatro meses, cuando decidí alejarme de la falsedad del mundo literario independiente yanqui para centrarme en escribir en mi lengua materna, he visto completas atrocidades. Así que teniendo en cuenta todo lo que ha sucedido últimamente en el mundo Indie, y puesto que me siento absolutamente indignada cuando pienso que hay escritores ahí fuera que dedican su tiempo a escribir falsas reseñas de cinco estrellas de sus propios libros, y reseñas de una estrella de los libros de su competencia, realmente siento la necesidad de compartir este post con todos vosotros.

Es muy difícil encontrar tu lugar en el mundo de la literatura independiente, es muy difícil hacer que tu libro destaque entre miles de otros libros, y es incluso más difícil si hay otros escritores intentando hacer que fracases en tu intento de cumplir tu sueño. Los escritores deberíamos hacer piña y apoyarnos en vez de ponernos la zancadilla. Pero bueno, basta de pamplinas. Aquí tenéis este post que espero, al menos, os haga pensar.

Publiqué esto mismo el pasado mes de octubre de 2012 en otro blog, pero quiero compartirlo aquí puesto que recientemente ha habido mucha discusión sobre autores y otros compañeros de profesión que harían lo que fuera por recibir un poco de atención y éxito. Escritores que escriben reseñas falsas de sus propios libros sólo para hacerlos subir en las listas. Escritores que critican y echan por tierra los libros de otros escritores sólo porque tienen celos de su éxito. Escritores que simplemente le están dando una mala reputación a toda la profesión, especialmente a aquellos de nosotros que intentamos encontrar nuestro espacio en la industria de la auto-publicación.

No voy a dar nombres aquí, pero ciertamente podría daros una gran variedad de nombres de escritores que hacen eso con bastante frecuencia. Básicamente, escritores que hacen eso a diario. Dejadme que os diga algo, escritores sin escrúpulos: lo que hacéis no os está ayudando. La cuestión no es desprestigiar a otros autores, sino saber promocionar de forma efectiva vuestros libros. Y desde luego, si tenéis un buen producto, ¿por qué os sentís amenazados por los demás? ¿De qué sirve escribir fantásticas reseñas de vuestros propios libros si luego, cuando un lector coge tu libro y lo lee, piensa que es una mierda? Se sentirán decepcionados, no leerán más de tus libros, y probablemente empezarán a pensar mal del resto de escritores independientes. Así que al hacer eso no sólo estás perjudicando a un escritor en particular, sino también al resto de la comunidad literaria.

En octubre de 2012 estaba hablando con un amigo sobre todo esto. Este amigo tuvo un problema con uno de sus libros (que precisamente terminé de traducir al español ayer por la tarde), y estábamos prácticamente seguros de que era todo obra de algunos de estos escritores sin escrúpulos, que simplemente estaban celosos de su éxito. Este amigo mío escribió algo muy ingenioso que refleja lo que está pasando con este tipo de escritores. Cuando le pregunté si podía publicarlo en mi blog, me dio permiso para hacerlo, así que aquí está. Es triste, suena patético, pero hay gente que en realidad hace eso. Leedlo, de verdad, porque es catártico.

Diario de un Autor Sin Escrúpulos
Día Uno
Me desperté esta mañana, decidí intentar lo de auto-publicar un libro. Suena como que cualquiera puede ganar dinero fácil sólo comprando unas cuantas reseñas. Los lectores deben ser realmente estúpidos.

Día Dos
Hoy no tengo inspiración. He cortado y copiado alguna mierda de Google y he usado un diccionario de sinónimos con el texto. Ya llevo unas mil palabras.

Día Tres
Hmm, parece que necesito una portada para que esta cosa de ser un autor sea un éxito. Muchas gracias Google Images. Ahora bien, ¿cómo puedo eliminar esa cosa que dice “Copyright Shutterstock”?

Día Cuatro
Aún no se me ocurre nada. ¿Quizás pueda robar algo más de internet? O reescribir la historia de otra persona. ¡Nunca se darán cuenta! ¡Jajajaja!

Día Cinco
Hoy he escrito algunas palabras. No estoy totalmente seguro de que la gramática sea correcta, ¿pero a quién le importa? Los británicos pensarán que es inglés americano, y los yanquis creerán que es inglés.

Día Seis
Después de un poco de trabajo duro, estoy preparado para subir mi obra y empezar a ganar dinero.

Día Siete
Todo está subido. He organizado que el libro sea gratuito. Al parecer eso es lo que hacen los profesionales.

Día Ocho
Hmm, esta noche ha aparecido una reseña dándome una estrella. No pasa nada, simplemente le daré a “Informar de un abuso” con mis diez cuentas diferentes que he creado con identidades falsas.

Día Nueve
Esa puta reseña de una estrella ha desaparecido, pero ahora la página se ve muy vacía. Ya sé… Voy a subir algunas reseñas falsas.
“Este libro es una obra maestra literaria.”
¡Eso funcionará! Hmm. Espera, necesito que aparezca ese letrero que dice que el nombre es real, así como esa cosa de que la compra es verificada. ¡Rápido! ¡A coger la VISA!

Día Diez
He usado 50 tarjetas VISA prepagadas. Las he cargado con menos de un dólar cada una, y he bajado mi precio a 99 centavos. He comprado libros usando identidades falsas con cada una de las tarjetas. ¡Ahora todas mis compras son verificadas! Los nombres también son reales. Los tontos de Amazon no pensaron en eso, ¿verdad?

Día Once
Me acabo de dar cuenta de que no necesito sólo un libro. Si cambio un par de frases aquí y allá puedo conseguir de 20 a 30 libros, e inundar toda la lista de éxitos con ellos. Algunos tontos podrían incluso comprar más de uno. Pero por si acaso los subiré con nombres diferentes para que nadie se de cuenta.

Día Doce
Ya he esperado mis 48 horas, así que ya puedo empezar el bombardeo con mis 50 reseñas. Es mejor que escriba reseñas de algún otro libro de mierda para que no parezca tan obvio. Además, esas otras reseñas pueden incluir enlaces a mis libros. ¡Perfecto!

Día Trece
Ya he subido algunas opiniones falsas, y también he creado algunas listas en Goodreads. He lanzado algunas etiquetas y le he dado a me gusta en otros sitios. Empieza a tener buena pinta.

Día Catorce
Es hora de abrir algunos espacios para que mis libros encajen en los huecos. Simplemente informaré de errores y otras cosas en todos los demás libros de mi categoría, y Amazon se librará de ellos.

Día Quince
Bueno, esos bastardos han desaparecido. Es hora de tomarme un día libre.

Día Dieciséis
No todos los libros han llegado a lo más alto de las listas, pero bastantes lo hicieron. Voy a subir unos cuantos más hoy.

Día Diecisiete
Hoy he comprado unos cuantos más de mis libros. ¡Soy un bestseller!

Día Dieciocho
Han aparecido unas cuantas reseñas negativas. ¡Rápido! A votar que no son útiles y a publicar unas cuantas más de las buenas.

Día Diecinueve
Hoy he robado más obras de Google. Eventualmente las retirarán, pero mientras tanto conseguiré algunos beneficios.

Día Veinte
Empieza a tener buena pinta. El dinero ya está llegando.

Día Veintiuno y más
¡BENEFICIOS! Volver a repetir el proceso.

Pues sí. Esto, queridos amigos, sucede de verdad. Mi amigo Sean lo estaba exagerando un poco en este escrito satírico, pero lo cierto es que sucede. Y sucede con más frecuencia de la que pensamos.

¿Qué pensáis de esta situación? ¿Os habéis encontrado con algún caso así? ¡Comentad!